• Portada
  • Noticias
  • Aumenta la Tensión por Reuniones Secretas de Ministros en Casa de Zalaquett

Aumenta la Tensión por Reuniones Secretas de Ministros en Casa de Zalaquett

Image

La Casa de Gobierno, La Moneda, ha enfrentado una creciente controversia desde el lunes, después de que se confirmara que al menos seis ministros de Estado se reunieron con empresarios en la residencia del lobbista Pablo Zalaquett, sin dejar registro en la Ley de Lobby. Sin embargo, la negativa a revelar la identidad de los empresarios involucrados ha incrementado la presión interna.

La crisis en La Moneda se desató a partir del lunes por la tarde, cuando miembros del Partido Comunista (PC) y del Partido por la Democracia (PPD) comenzaron a cuestionar a la ministra del Interior, Carolina Tohá (PPD), y a su colega de Trabajo y Previsión Social, Jeannette Jara, sobre si habían participado en reuniones o cenas en la casa del exalcalde de Santiago y lobbista Pablo Zalaquett (UDI). Ambas ministras confirmaron haber asistido a estos encuentros.

La preocupación se intensificó el martes, con la confirmación de al menos dos reuniones secretas en el departamento de Zalaquett que se llevaron a cabo en diferentes momentos entre 2022 y 2023. Sin embargo, la tensión alcanzó su punto máximo con la publicación de Ciper, en la cual la ministra vocera Camila Vallejo confirmó que al menos seis secretarios de Estado se habían reunido con diversos empresarios sin dejar registro en la Ley de Lobby. Según datos de El Mostrador, incluso ocho miembros del gabinete del Presidente Boric habrían participado en estas comidas.

Las cenas organizadas por Zalaquett, con la colaboración del exparlamentario y exministro Jorge Insunza (PPD), contaron con la presencia de los ministros de Economía, Nicolás Grau; del Medio Ambiente, Maisa Rojas; del Trabajo, Jeannette Jara; de Agricultura, Esteban Valenzuela; de Exteriores, Alberto van Klaveren; y del Interior, Carolina Tohá.

«Zalaquett es el lobbista favorito del oficialismo. En las reuniones en su casa se habla de todo, leyes, acuerdos, se usan buenos oficios con la oposición. Pero fue un error que las ministras lo hicieran fuera de la Ley del Lobby. Nosotros supimos anoche. O es un delito o una falta administrativa complicada», comentó un miembro de la mesa directiva del PPD a El Mostrador.

A pesar de las afirmaciones de la ministra Vallejo de que estas reuniones no infringen la Ley de Lobby, la tensión se ha enfocado más en la identidad de los empresarios que se encontraron con los ministros que en la participación de los secretarios de Estado.

Hasta el momento, solo el ministro Grau ha proporcionado detalles sobre su encuentro del 13 de noviembre, en el que participaron empresarios del sector salmonicultor. En el caso de la ministra Jara, se ha confirmado que se reunió con empresarios de las AFP, en un momento en que la reforma de pensiones es una de las principales agendas. Sin embargo, la ministra se ha negado a revelar los nombres de estos empresarios.

La ministra Tohá, quien habría sido la primera en aceptar la invitación de Zalaquett, también ha evitado proporcionar la lista de comensales. Del mismo modo, el ministro de Agricultura y el canciller Van Klaveren han seguido esta misma línea.

Fuentes de alto nivel en Palacio señalaron con incomodidad: «La agenda de cada ministro, únicamente la maneja cada ministro. (…) Hasta ahora entiendo que solo se han entregado los nombres de quienes se reunieron con Grau, y el resto estaría a la espera de una coordinación para resolver eso».

Otro aspecto que aún no se ha aclarado por completo es si, a pesar de las negativas de Zalaquett y Jorge Insunza, los empresarios eran cobrados por un asiento en estas influyentes cenas. Según fuentes que dicen tener conocimiento de los detalles de los encuentros, a los empresarios se les habría cobrado una suma en Unidades de Fomento (UF) para asegurar su participación.

Compartir: